Familias

Cómo enfrentarse sin miedo a los tests

miedo a los examenes

¿Miedo a los test? Es muy probable que todos los que estamos leyendo hoy esto nos sintamos identificados cuando hablamos del terror a los exámenes.  A la gran mayoría (salvo casos afortunados y excepcionales) nadie nos ha enseñado jamás a enfrentarnos a un examen y, en muchos casos, tememos con más frecuencia a los exámenes orales que a los escritos. Unos sentimos miedo, otros directamente entran en pánico. Y la historia se repite generación tras generación, por desgracia. Por eso, desde Kids&Us Mallorca queremos traer un poco de luz al final de este particular túnel y brindar una serie de explicaciones que nos sirvan a todos para ver con otra perspectiva diferente a los exámenes y así poder ayudar a nuestros pequeños a mejorar su capacidad de afrontar situaciones que, a priori, pueden parecer (y para muchos lo son) altamente estresantes.

La palabra “examen” ha sido sinónimo de drama desde que podemos recordar. Todos alguna vez hemos sucumbido a los nervios, miedos e incluso ansiedad generalizada cuando se trata de pruebas de alta relevancia para nuestro futuro. Esta realidad, en cierto modo, se debe a que se siempre se asocian los exámenes a un castigo, a un control que nace de la desconfianza sobre el alumno, a una prueba definitiva en la que, de un plumazo, todo tu esfuerzo se puede quedar en nada, una evaluación que no siempre muestra lo que realmente hemos trabajado. En este sentido, muchos profesionales de la educación han cuestionado a lo largo de la historia la necesidad real de realizar exámenes y de aquí también surgió el concepto de evaluación continua como una salvaguarda para todos aquellos alumnos que pueden fallar ante una prueba concreta por diversos factores pero que demuestran un trabajo constante y diario.

Definición de examen raeExisten con respecto a los deberes, los test, los cuestionarios y los exámenes diversas teorías, pero en lo que todos los expertos están de acuerdo es en que el concepto de examen como prueba definitiva y condenatoria debe desaparecer y ése es un trabajo que deben hacer tanto los profesores como los padres. Los exámenes debemos entenderlos como lo que realmente son: evaluaciones puntuales dentro de un período de estudio más o menos amplio. No son definitivas ni su resultado ha de suponer un castigo, pero son necesarios para poder tener ciertos datos grupales e individuales de cómo marcha un curso.

De un test o un examen se obtiene muchísima información. Se puede saber qué ha memorizado el alumno, qué ha aprendido e interiorizado realmente, si avanza o está estancado, conocer en qué destaca, qué le cuesta más, para qué tiene más talento natural, qué tipo de explicaciones o métodos de enseñanza funcionan mejor con él… Es decir, más que una prueba final, es una herramienta de seguimiento del aprendizaje. No debemos dar tanta importancia al resultado del examen ni asociar premios y castigos a la obtención de una nota u otra sino al progreso que nuestro hijo demuestre realmente en la materia. Sí: debemos dedicarle tiempo, escucharlo, animarle a mostrarnos lo aprendido, trabajar con él para superar los obstáculos que encuentre y aplaudir sus avances. Y, por supuesto, hay que evitar comparar los resultados de un examen de nuestro hijo con el de sus amigos, hermanos, primos… porque eso puede llevarlo a frustrarse o a exigirse demasiado y fracasar. Si este es nuestro modus operandi, minaremos su autoestima, ¡cuidado!

Exámenes sin miedo by Kids&Us

Los exámenes son un ejercicio más de nuestra rutina diaria, algo común y natural. Y así los entendemos en Kids&Us Mallorca, donde trabajamos con métodos de evaluación que los niños aprecian como divertidos y que para el profesorado y la dirección de los centros son vitales ya que es nuestra forma de adaptarnos a las necesidades de cada alumno, curso o clase. En realidad, los test nos ayudan a evaluar a nuestro trabajo y en ningún caso deben ser herramientas que se usen para juzgar a un alumno de forma definitiva, absoluta y aislada.

Nuestro esfuerzo radica precisamente en lo dicho anteriormente: en Kids&Us convertimos los exámenes en una parte más del aprendizaje diario y les damos la misma importancia que a cualquier clase o actividad, tratando de subrayar siempre los aciertos y no centrarnos en los errores. Los hacemos divertidos, como un pequeño reto o un juego en el que el alumno se pone a sí mismo a prueba. Evidentemente, para los más pequeños, las pruebas son solo orales mientras que para nuestros Kids a partir de los cursos de Ben&Brenda son ya orales y escritas. En todos los cursos, no obstante, los exámenes y los test de evaluación no se plantean como una época de mayor esfuerzo para evitar a los niños que adquieran miedos y sufran ansiedad durante semanas antes incluso de tener que enfrentarse a una prueba.

A los profesores y papis, los test que realizamos en Kids&Us nos ayudan a ver las necesidades que existen en cada clase, las particularidades de cada alumno y cómo asegurarle una evolución positiva, tanto en el aspecto de la comprensión oral y escrita del inglés como del dominio en el uso y expresión del idioma. Para que todos puedan llevar una progresión correcta de aprendizaje, diseñamos estrategias a medida para cada peque, especialmente para los que muestran más dificultades a la hora de escribir, leer o expresarse en inglés siempre entendidas como incentivos y retos para los alumnos, no como castigos o represalias.

kids-and-us-mallorca